Acompañando emociones

11 de la mañana, sábado, primera charla de lo que serán una serie de talleres que tratarán sobre autoestima, gestión de emociones, habilidades sociales, etc. impartidos por la psicóloga Hebe Casarotto Bullones.

Desde Cuival somos conscientes de las importancia que tiene trabajar y acompañar las emociones de las personas cuidadoras, veamos de qué estamos hablando…

Uno de los mayores regalos que la vida nos ofrece son las personas que nos quieren, nos apoyan, nos acompañan y nos cuidan. ¿Has pensado cómo has llegado hasta el día de hoy? Te propongo un ejercicio: cierra los ojos y visualiza a todas las personas que han estado junto a ti y te han brindado cuidados a lo largo de tu vida, ¿las tienes?, ¿qué sientes? Para la mayoría de personas tomar conciencia de los cuidados, tanto recibidos como dados, a lo largo del camino, es una experiencia muy enriquecedora y valiosa. No debemos olvidar que el ser humano llega al mundo mucho más indefenso que las criaturas de otras especies, y permanecemos dependientes durante mucho más tiempo, por lo tanto, los cuidados son vitales para nosotros, sin embargo, el otro día aparecía el siguiente titular:

“Una maestra de guardería gana 900 euros y un futbolista, millones. Y nos creemos que somos una sociedad civilizada”

Entonces… ¿Quién cuida a las personas que cuidan?

¿Qué ocurre con esa persona que está cuidando a su madre con una enfermedad degenerativa?, ¿o esa madre que cuida a su hijo?, ¿o esa persona que se hace cargo de ese joven que ha tenido un accidente?, ¿estamos preparados como sociedad para cuidar a las personas que cuidan?, ¿somos conscientes de ello?

¿Qué impacto tiene en su vida laboral?, ¿en sus amistades?, ¿en su tiempo de ocio?, ¿cuándo fue la última vez que esa persona tuvo vacaciones?, ¿qué desconectó?, ¿qué cuidó de ella misma?

Con estos talleres queremos concienciar sobre la importancia que tienen las emociones en nuestro día a día, centrándonos en las personas cuidadoras, además de facilitarles las herramientas necesarias para crecer en autonomía y autocuidado emocional. Si desde la infancia aprendiéramos a respetar la diferencia, valoráramos el bienestar del grupo igual que el bienestar individual, la cooperación, la importancia del autocuidado, de cuidar y de ser cuidados…quizás todo sería diferente.

Mientras tanto seguiremos trabajando tejiendo redes de cuidados y apoyo mutuo.

¿Nos acompañas?

Scroll hacia arriba